Mujeres, hablemos del corazón

Las enfermedades cardiovasculares podrían sorprenderlas, de modo que aquí va lo que deberían saber para combatirlas.
Think women are exempt from heart troubles? Think again. (For Spectrum Health Beat)
(Para Spectrum Health Beat)

Las enfermedades del corazón son pensadas frecuentemente como un problema común de los hombres, pero debería sorprenderle saber que sigue siendo la principal causa de muerte entre las mujeres. Sí, soy mujer.

De hecho, más mujeres son diagnosticadas con enfermedades del corazón que con todos los tipos de cáncer juntos.

Desde 1984, las mujeres tuvieron mayores índices de mortalidad como resultado de las enfermedades del corazón en comparación con los hombres. Aún más perturbador es que las mujeres son típicamente diagnosticadas con la enfermedad de la arteria coronaria diez años después que los hombres, y la prevalencia de la enfermedad coronaria aumenta rápidamente después de que se presenta la menopausia.

Y entonces, ¿por qué se sorprende tanta gente sorprendida con esta información?

La respuesta podría bien estar relacionada con la diferencia en los síntomas que las mujeres experimentan comparadas con los hombres durante un ataque cardíaco. De hecho, casi la mitad de las mujeres que sufren un ataque cardiaco agudo, reportaron no haber padecido dolor en el pecho bajo ninguna circunstancia, y el 64 por ciento de las mujeres que mueren repentinamente de enfermedades coronarias, no presentan los síntomas clásicos de alerta.

Incluso cuando la dificultad para respirar sea el síntoma más común que las mujeres experimentan, otros incluyen: nausea, debilidad, palpitación, y dolor en la espalda baja. Algunas mujeres padecen los síntomas más comunes como la incomodidad o dolor en el pecho, sudoración, dolor de cuello o garganta (sensación de ahogo) dolor en el hombro, en el brazo; ansiedad o agruras.

Debido a que hay un rango variado de síntomas de un ataque cardiaco en la mujer, es muy importante alertar a las mujeres sobre sus síntomas para que cómo disminuir sus riesgos a padecer enfermedades del corazón.

En la mujer, existen ciertos factores de riesgo de la enfermedad coronaria que se pueden controlar, incluyendo la alta presión arterial, la diabetes gestacional, el síndrome del ovario poliquístico, bajos niveles de estrógeno, y el uso de la terapia de remplazo hormonal. La diabetes es de igual forma un riesgo que se puede controlar, y es de suma importancia porque la diabetes aumenta el riesgo a padecer enfermedades de corazón de manera significativa aún más en las mujeres que en los hombres.

Desafortunadamente, existen también varios factores de riesgo a las enfermedades de corazón que no se pueden cambiar, incluyendo:

  • Edad—el riesgo se duplica cada 10 años después de los 55.
  • Historial familiar de la cardiopatía isquémica antes de cumplir los 55 en los hombres y antes de los 65 en las mujeres.
  • Raza—los afroestadounidenses tienen un riesgo mayor a padecer enfermedades del corazón.

Las buenas noticias indican que hay varias cosas que usted puede practicar para reducir su riesgo a padecer enfermedades del corazón:

  • Dejar de fumar—o en caso de que usted no fume, no comenzar.
  • Ejercicio al menos tres o cuatro veces por semana en intervalos de al menos 40 minutos cada vez, o bien de 60 a 90 minutos cada vez si acaso necesita bajar de peso.
  • Reducir su consumo de grasas saturadas, grasas trans, y sodio.
  • Visitar a su médico y pedir ayuda con el control de su presión arterial además de su colesterol.
  • Bajar de peso (si usted está en sobrepeso) mediante la reducción de su ingesta calórica, aumentar actividad física, y buscar asesoría de un especialista en la reducción de peso.

Did you enjoy this post?

SHARE IT

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*